La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Historia del Bichón Maltés

El Bichón Maltés ha sido una apreciada mascota durante miles de años. Los canófilos de todas las épocas se han sentido atraídos por su delicada belleza y blanco pelaje ondulado.
Si eres una de esas personas que adoran las muñecas, entonces te encantará el Bichón Maltés, porque es un perro que le gusta que le traten como tal y que le fascina ser el bebé de la familia. Mientras más atención se le preste, más feliz se sentirá él.
Su carácter dulce y complaciente, junto a su pelaje elegante, blanco, largo y sedoso, así como su manera orgullosa de llevar la cabeza, hacen de él una fiesta para los amantes de la raza.
El Bichón Maltés adora que le quieran, así que podrás concederle todo el cariño que tu generoso corazón te permita. Si eres una persona divertida, tendrás mucho en común con el Bichón Maltés, ya que, debido a su talante travieso, resulta un compañerito enérgico dotado de gran sentido del humor. Se trata de un perro con algo que te hace asumir, frecuentemente, esa expresión de cierta autosatisfacción, prácticamente irresistible.
El Bichón Maltés es un perro que vive enamorado de su dueño, y le encanta seguirle a todas partes y acompañarle en todo momento.


Una raza con mucha historia

El emperador Claudio tenía uno de estos perros, y es muy problable que fueran los romanos quienes llevaran a Asia los perros tipo Bichón Maltés. Finalmente, llegaron a China, donde probablemente se relacionaron románticamente con esos leoncitos que conocemos como Pequineses.
Algunos de los nombres con que les denominaron a lo largo de la historia son, "Perro León Bichón Maltés", "Ye Ancient Dogge of Malta (Antiguo Perro de Malta)", "Comforter (Colcha)", "Spaniel Gentle (Noble Spaniel)" y "Shock Dog (Perro de Lanas)".
No resulta raro encontrar objetos de la época precristiana adornados con la imagen de esta raza, conocida como "Dama Romana" en el Imperio Romano. Tanto entonces como ahora tenía mucho éxito con las mujeres. Los Malteses estuvieron estrechamente vinculados a la cultura egipcia, especialmente entre el 600 y el 300 a.C., cuando eran adorados como miembros de la familia real.
Si nos vamos a la antigua Grecia encontraremos que Aristóteles escribió sobre la raza alrededor del año 350 a.C., pero se han encontrado imágenes de este tipo de perro en vasos griegos de un siglo o más de antigüedad. Pintores renacentistas y prerrafaelistas incluían Malteses en sus obras de arte en Italia. Así que es evidente que existe una confusión geográfica con relación al verdadero origen del Bichón Maltés, agudizada por el hecho de que existió una ciudad en Sicilia llamada Melitia, donde se encontraron perros llamados Canis Melitei. Aristóteles creyó que la raza provenía de Malta, y para aumentar aún más la confusión, Malta fue conocida en sus orígenes como isla de Melita.
Un prominente escritor de temas caninos que vivió en el siglo XIX escribió que el Bichón Maltés se encontraba no sólo en Malta, sino también en otras islas mediterráneas, y que era muy cariñoso con sus amos, pero aparentemente agresivo con los extraños. Otra teoría sobre su origen, es que era una de las razas francesas miniatura originales. Realmente, no se pone en duda que el Bichón Maltés esté estrechamente emparentado con los perros bichones, incluyendo el Bichón Frisé, el Coton de Tulear, el Boloñés, y el Habanero. Algunos han llegado a pensar incluso que el Bichón Maltés, provenía del desierto de Gobi, debido al amor de la raza por el sol y el calor.
El Bichón Maltés, se diseminó por el mundo gracias a los comerciantes que a menudo, los cambiaban por otras mercancías, frecuentemente por seda china, lujo tan estimado que valía su peso en oro. A veces, para venderlos, se llevaban los perros a la costa, pero otras veces los dueños de las naves simplemente vendían los sedosos entre los pasajeros del propio barco.
Al Bichón Maltés siempre se le ha relacionado con los mimados perros de la realeza, y muchos Malteses de hoy están sentados en el trono familiar.

Características que lo hacen único

Tanto los machos como las hembras son pequeños, pero muy bellos. La altura ideal de la raza no debería superar los 25 centímetros y su peso oscila entre los 3 y 4 kg. Pero sin lugar a dudas, la característica más importante de estos animales es su maravilloso pelaje blanco, largo y sedoso. Si quieres que tu Maltés luzca un pelo formidable hay que cepillarle a diario, ya que existe una enorme facilidad para que se le enrede el cabello. Casi todos los dueños que adquirieron uno de estos perros como animal de compañía y no para competir en exposiciones caninas, acaban cortando el pelaje a su mascota para su comodidad y la de su pequeño amigo. Sus ojos son grandes, oscuros, vivaces y emanan inteligencia. Siempre se fijan en todo lo que sucede a su alrededor y no dejan de observar a sus dueños. Respecto a las orejas, son caídas y, al igual que todo el cuerpo, están cubiertas de mucho pelo convirtiendo a este can en una agradable bola de algodón.

Cuidar a nuestro Maltés

El físico asombroso que caracteriza a este can necesita cuidados diarios. Es un perro de lujo al que hay que desenredar y cepillar el pelo diariamente. El pelaje puede provocarle irritaciones en los ojos, así que es conveniente apartarle el cabello de los mismos y limpiarlos regularmente. Además, esta raza canina tiende a formar sarro en sus dientes y, si no estamos pendientes, el animal puede perder piezas a una edad temprana. Se limpiarán dos veces por semana con un algodón impregnado en zumo de limón. Es posible que al principio del acicalado se queje, pero hay que tener paciencia porque poco a poco se acostumbrará.

Inteligencia suprema

El Bichon Maltés bien podría ser un perro de circo, ya que tiene mucha facilidad para aprender, sólo hay que dedicarle algo de tiempo y tener paciencia. Hablamos de un perro que tiene una inteligencia impresionante y una fantástica memoria. Es importante comenzar con la educación y el adiestramiento de tu perro cuando todavía sea un cachorro, así aprenderá jugando. Tu mascota será un alumno muy aplicado, por eso es importante que le recompenses como merece, por ejemplo, con algún premio apetitoso como una golosina, aunque también puedes dedicarle algunos mimos porque les encanta.
Se trata de un perro leal y cariñoso que adorará a sus dueños y al que le seduce mucho salir a la calle y relacionarse con otros canes. Sin embargo, no es una raza que necesite hacer mucho ejercicio, por lo que podrás prescindir de dar largos paseos. Por otra parte, los cachorros suelen comportarse muy bien dentro del hogar y no destacan por ser excesivamente traviesos. Otra ventaja de este fiel amigo reside en su pequeña talla: no demanda mucho alimento, así que la manutención será más económica para el propietario. En resumen: si estás pensando compartir tu vida con un Bichon Maltés, tu elección no ha podido ser más acertada.

Aclaración sobre "línea europea" y "línea americana"

Actualmente existe gran confusión para algunas personas sobre la diferencia entre la línea europea y americana del Bichón Maltés.
El Maltés originario es el llamado Bichón Maltés de línea europea, y así está declarado por la FCI que no reconoce ningún otro estándar ni realiza distinciones entre varias líneas. Si bien es cierto, que con el paso de los años, los criadores van buscando su maltés ideal a la hora de realizar los cruces, intentando marcar un tamaño, una nariz más chata o más alargada, ... así fue surgiendo la llamada línea americana del Bichón Maltés, que se caracteriza por ser un perro más pequeño que el maltés habitual (3-4 kg.), según la AKC (American Kennel Club) no debe superar los 3 kg. de peso, siendo el tamaño ideal para ellos entre 1,8 y 2,7 kg. Es decir, le dan mucha más importancia al tamaño que al conjunto del perro como se hace en el estándar de la FCI.
Alguna otra cualidad que la línea americana tiene bastante marcada (dependiendo el criador, como siempre, ya que esto es hablar muy genéricamente), es son muy chatitos y tienden a tener poco pelo o bastante fino.
En la actualidad la mayoría de criadores tienen ambas líneas y realizan cruces entre ellas para destacar unas cualidades u otras en sus cachorros.

* Fuentes: